España es variedad. Pocos países pueden presumir de tener paisajes tan diferentes a tan pocos kilómetros de distancia, eso es un hecho. Desde los desiertos del sur hasta los acantilados de norte, en España existe un variado catálogo de culturas, gastronomía y arquitecturas para cualquier persona. Si estás pensando en hacer un recorrido por la península, aquí os recomendamos algunos sitios que no debes dejar de visitar.

Madrid

La capital española es uno de los lugares de visita obligatoria. Simplemente, una mañana en el museo del Prado o en el Reina Sofía bien merecen un viaje. Aunque, si lo prefieres, puedes perderte por su calles y plazas durante días y días. Por ejemplo, si te gusta pasear, la plaza del Sol, el parque del Retiro o el templo Debod no te defraudarán. Y para terminar el día y vivir el ambiente de esta ciudad tan vibrante, el barrio de Malasaña, La Latina, El Callao o Chueca son los barrios que nunca pasan de moda. Y es que Madrid es mucho Madrid.

templo

Barcelona

Desde la llegada de los juegos Olímpicos 1992 Barcelona dio un giro a su imagen y se convirtió en una de las ciudades más cosmopolitas de Europa. La ciudad condal es una urbe joven, cambiante y que cuenta con un clima soleado la mayor parte del año. Esta ciudad es un museo en sí mismo. Con solo pasear por sus calles puedes encontrar maravillas de la arquitectura, como la famosa catedral de la Sagrada Familia, la casa Batlló, el Parque Güell o la Catedral del Mar. O descubrir lugares secretos por los barrios del Raval, el moderno barrio del Born o la playa de la Barceloneta. Una ciudad para volver una y otra vez.

madrid

Sevilla

sevillaSevilla es arte, luz y color. La ciudad andaluza es un claro ejemplo de las bellezas que esconde el sur de España. Desde la magistral Plaza de España, los paseos por el Real Alcázar de Sevilla, la Catedral de Santa María y su Giralda. Cada esquina de esta ciudad cuenta una historia. Puedes visitar la Plaza de Toros de la Maestranza, pasear por el río Guadalquivir hasta el castizo barrio de Triana, perderte por las estrechas calles del barrio de Santa Cruz y terminar el día en cualquier terraza de la Alameda de Hércules. Lo que está claro es que Sevilla nunca se termina de conocer del todo.

Cádiz

granadaNo existe una ciudad parecida en toda la península a la ciudad de Cádiz, famosa por su puerto histórico, su gastronomía y sus carnavales. Pero, por encima de todo, Cádiz tiene las mejores playas de toda España. Así que, si te decantas por el sur, reserva unos días para las playas de Bolonia, Zahara de los Atunes o Caños de Meca. Aunque, si lo que te gusta son las montañas, puedes conocer los pueblos blancos del interior, como Vejer y Arcos de la Frontera, o Medina Sidonia. Un paraíso lleno de luz.

Granada

flaLa ciudad de Granada es una de las preferidas por los estudiantes. Esta ciudad del interior con vistas a las montañas de Sierra Nevada es una mezcla de movimiento, vida e historia. Los lugares imprescindibles para visitar son La Alhambra, el paseo de los tristes y sus vistas, los comercios tradicionales de la Alcaicería, La Judería del barrio del Realejo y el Sacromento que es la cuna del flamenco. Pocas excusas necesitas para ir a Granada, prepárate para perderte por sus calles y dejarte sorprender por sus secretos.

San Sebastián

conchaDejando de lado el Sur nos vamos al norte, a Donostia en concreto. Esta ciudad se encuentra en la región del País Vasco, cerca de la frontera con Francia. La que fue una de las ciudades más importantes la Belle époque, consigue mantener su identidad propia entre lo burgués y los trabajos relacionados con el mar. Si te acercas hasta San Sebastián, anímate a recorrer sus playas, desde Ondarreta, pasando por la Concha, hasta llegar a la Zurriola. Por el camino encontrarás la Catedral del Buen Pastor, la Catedral de Santa María o el moderno edificio del Kursal. Pero lo mejor de esta ciudad es su gastronomía, no dejes de probar su famosa cocina en miniatura o pintxos por la parte vieja a las faldas del monte Urgull o, si te apasiona la alta cocina, reserva lugar en uno de los muchos restaurantes con estrella Michelín de la zona. Un paisaje hecho a medida.