El ESTA es un formulario requerido por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos para todas aquellas personas que deseen entrar en el país y estén exentas de solicitar una visa.

En este supuesto se encuentran las personas con nacionalidad española. Por lo tanto, todos los ciudadanos españoles que quieran viajar a Estados Unidos tienen que solicitar el ESTA como paso previo a su entrada allí.

¿Qué plazos hay para solicitar el ESTA?

El ESTA hay que solicitarlo con antelación al viaje hacia Estados Unidos. En realidad, al hacer la solicitud online, la respuesta suele ser prácticamente inmediata, aunque hay casos en los que la resolución del ESTA se puede retrasar hasta setenta y dos horas. Por lo tanto, se puede decir que, en el escenario más optimista, se podría solicitar el ESTA unas horas antes del momento del viaje.

Sin embargo, lo más recomendable es que la solicitud se realice con mucha mayor prevención. Puede darse el caso, poco frecuente, de que el ESTA resulte denegado y, en estos supuestos, habría que acudir a la embajada para solicitar una visa de turista, y este trámite conlleva mucho más tiempo hasta completarse.

Por este motivo, y para evitar todos los riesgos posibles, lo mejor es solicitar el ESTA en el mismo momento en el que se conozcan las fechas del viaje, se hayan contratado los vuelos y, en su caso, el alojamiento en Estados Unidos.

¿Cuáles son los pasos para solicitar el ESTA?

El ESTA se tramita por internet y es un proceso bastante sencillo que no suele llevar más de 15 o 20 minutos en total.

Para asegurarse de que todo va a resultar fluido y sin problemas, a la hora de acceder a la página de la solicitud es recomendable tener el pasaporte vigente a mano y, también, una tarjeta de crédito con la que pagar las tasas ocasionadas por la gestión y el trámite.

Los datos que se requieren en el formulario de solicitud del ESTA son los relativos a la persona que quiere viajar a Estados Unidos. Éstos serán los datos personales, los datos del pasaporte, las fechas y lugares del viaje y, por último, la información referente a la compañía aérea o de transporte marítimo con la que se vaya a realizar el viaje.

Además de estos datos, para obtener el ESTA también hay que responder a una serie de preguntas relacionadas con los antecedentes penales, con enfermedades o con actividades vinculadas al terrorismo. Lo habitual es que todas estas preguntas se salden con respuestas negativas aunque, en cualquier caso, son preguntas bastante directas y se responden de un modo rápido.

Una vez completado todo el formulario, hay que darle a enviar la solicitud y, a partir de ahí, ya está todo resuelto por parte del solicitante, al que solo le queda esperar a recibir la resolución de su ESTA por correo electrónico. En cuanto se haya recibido, es recomendable guardarla e imprimirla, para llevar una copia física encima el día del viaje.

Aún completado el formulario y recibida la respuesta, también se puede realizar alguna modificación en los datos aportados. Estos datos serán los relativos al nombre de la aerolínea, la ciudad donde se inicia el viaje, la dirección del lugar de estancia en Estados Unidos y el correo electrónico y número de teléfono de contacto.

Para realizar estos cambios habrá que tener a mano, además de los datos personales, el número de solicitud que se obtiene al tramitar el ESTA.

Cabe recordar que el ESTA no garantiza la entrada del viajero en Estados Unidos. Este formulario es solamente un trámite previo para poder viajar con destino a este país, y el permiso definitivo para la entrada allí lo dará el agente que esté en la oficina de inmigración y aduanas.