En el  estado de Nueva York, se encuentra uno de las caídas de agua más famosas de todo el mundo, las Cataratas del Niágara. Originadas por el río del mismo nombre y con una caída de alrededor de 64 metros, este espectáculo natural fronterizo entre Estados Unidos y Canadá, dejará sorprendido a todo aquel viajero que lo visite.

Su nombre proviene de una palabra iroquesa que significa Trueno de Agua. Estando en el lugar, puedes entender el porqué del nombre: un sonido constante de caída de agua con una fuerza que se escucha a muchos metros de distancia, debido a la longitud y por ende, al agua que cae. Estas cataratas son muy extensas debido a que la gran cantidad de agua que pasa por allí, proviene de los Grandes Lagos y también la glaciación jugó un papel muy importante en ello. Tiene tres cataratas; dos de ellas están del lado estadounidense.

niagaraPor el impulso industrial de la zona durante el siglo XIX, ganó una gran popularidad con los turistas, lo que llevó a construir caminos y puentes peatonales para su mejor avistamiento.

Estas cataratas han despertado la curiosidad de aventureros, empresarios y científicos. Estos últimos trabajaron para aprovechar el potencial hidráulico que brinca la caída de agua. En la actualidad, un porcentaje importante del río es desviado de manera subterránea para generar electricidad en plantas hidroeléctricas que se encuentran tanto en Estados Unidos como en Canadá. De la parte aventurera, muchos llegaron a traspasarla de diferentes maneras, siendo la más popular, hacerlo dentro de un barril y dejarse caer.

No todo termina allí, la Cataratas del Niágara han jugado un papel importante dentro de la cultura popular estadounidense, haciendo su aparición en películas que han tenido gran difusión, como por ejemplo ‘Niagara’ con la aparición de Marilyn Monroe o en otro género ‘Chasing Niagara’

Un destino también muy romántico en épocas pasadas, ya que era el preferido entre los norteamericanos, para pasar su luna de miel. En la actualidad, las cataratas tienen alrededor de 14 millones de turistas al año.

winter2Estando propiamente en el paseo hacia este lugar, encontrarás unas barandas que están al borde del precipicio. Estando allí, verás la imponente caída de agua. Ya sea de día o de noche, ver este espectáculo natural no tiene comparación.

En la estación de invierno tiene un toque mágico: Verás los alrededores del parque cubiertos de nieve, iluminados por los faroles blancos y al fondo, escucharás el sonido del agua cayendo, como también verás iluminada tanto la ciudad de Nueva York, como la ciudad de Ontario del lado canadiense. Verla de noche es realmente una vista espectacular: con luces que la iluminan de amarillo, rojo, azul, naranja, violeta y verde en diferentes momentos y lugares, magnifican sin duda la belleza de ese precioso monumento natural.

fallsEn este recorrido, hay unos puntos que no debes dejar pasar:

Maid of the Mist: uno de los servicios turísticos activos más antiguos del mundo, consiste en un recorrido en barco que pasa por varios puntos hasta adentrarse en una neblina que te empapa.

Horseshoe Falls: su nombre se debe a la particular forma de herradura de caballo con 671 metros de largo, esta caída de agua es la más sorprendente de las cataratas.

Journey behind the Falls: en este viaje, puedes visitar a las cataratas desde el interior mediante unos túneles. Podrás ver muy de cerca la fuerza de este lugar.

Goat Island: es un pequeño islote de tierra que sobresale y sirve de mirador debido a su estratégica ubicación.

colorsEs importante destacar que dependiendo de la estación, algunos paseos y actividades pudiesen estar restringidos. En el lado de Estados Unidos, el parque está abierto las 24 horas del día, por lo que puedes disfrutar de ellas a la hora que desees, en caso de que no vayas con una excursión programada.

También podrías visitar el Acuario del Niágara, que cuenta con más de 1500 animales marinos, como pingüinos y focas. El valor de la entrada está por los 10 dólares.

Recuerda antes de realizar tu viaje a los Estados Unidos, debes tener los trámites de visa necesarios. Y después no hay pretexto alguno para no conocer esta maravilla natural y empaparse en su belleza!